I Jornada de Gestión Integral de Emergencias - Levante Almeriense

Coordinación de los diferentes operativos intervinientes en un accidente de tráfico. 

El pasado 27 de diciembre nos reunimos en Los Gallardos para realizar una jornada dedicada a las emergencias, y más concretamente a los accidentes de tráfico. La intención era simular un accidente múltiple con el mayor realismo posible, donde intervinieron aproximadamente 90 participantes:


2 agentes de Policía Local de Los Gallardos.

17 voluntarios de Cruz Roja.

10 voluntarios de Protección Civil Los Gallardos.

voluntarios de Protección Civil Turre. 

voluntarios de Protección Civil Mojácar.

voluntarios de Protección Civil Garrucha.

voluntarios de Protección Civil Tabernas.

22 voluntarios de Gallemer. 

3 psicólogas del Ilustre Colegio de Psicólogos de Andalucía Oriental.

6 bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento del Levante Almeriense.

A las 9:00 h comenzó el evento, donde acudimos todos los asistentes de los distintos operativos, que fuimos ayudando a preparar el escenario y nos repartimos las funciones concretas para el ejercicio. También colocamos los vehículos en su posición y les dimos instrucciones a los voluntarios que actuaron como las "víctimas" del accidente múltiple, situándoles en los habitáculos de los coches a la espera de la activación por parte del 112. 

Hay que destacar la gran labor de estos voluntarios, que permanecieron un largo periodo de tiempo inmóviles a la espera de ser rescatados, especialmente las dos ocupantes de un turismo que se encontraba en posición de vuelco lateral. Se les pintaron heridas y se les realizó maquillaje para dar realismo a las heridas.

En torno a las 11:00 h se realizaron presentaciones con diapositivas en la carpa para todos los asistentes, por parte de un representante de cada uno de los operativos presentes, donde el objetivo fue, por encima de todo, la coordinación de todos los intervinientes en un accidente de tráfico, con el fin de prestar un servicio más eficiente. Se expusieron temas como: protocolos de intervención y riesgos que podemos encontrarnos en un vehículo accidentado (por parte de bomberos) y atención a personas fuera de control o en estado de shock (por parte de los psicólogos). 

Sobre las 12.00 h comenzó el ejercicio, con un aviso del 112 alertando de un accidente de tráfico múltiple, con varios heridos, entre ellos un bebé. Policía Local fueron los primeros en llegar a la zona y se encargaron de la señalización y regulación del tráfico, junto con los voluntarios de Protección Civil, que prestaron ayuda y realizaron el primer triaje, facilitando la intervención de los Bomberos, que minutos después llegaban al lugar y se encargaban del rescate de los atrapados en el interior de dos vehículos; uno de ellos en posición de vuelco lateral, donde había dos mujeres con diversas lesiones, y el otro, en posición de marcha, con un hombre atrapado por los pedales y volante y su acompañante, una mujer que sufría una luxación completa de hombro. Su bebé, que viajaba en el asiento trasero sin cinturón, corrió peor suerte, ya que salió proyectado atravesando la luna delantera del vehículo y cayó varios metros por delante de éste, falleciendo en el acto. 

Minutos después fueron llegando varias ambulancias de Cruz Roja y un equipo de psicólogos, que prestaron atención psicológica a los heridos y sus familias, que sufrían crisis de ansiedad y desconcierto por el estrés. La Policía Local tuvo que intervenir y mediar con algunos de los afectados, que tuvieron un comportamiento violento a causa del estrés y de la preocupación por sus familiares accidentados.

Los bomberos realizaron una maniobra conocida con el nombre de "concha lateral", que consiste en la apertura lateral del vehículo a modo de bisagra, de manera que todo el habitáculo queda descubierto proporcionando gran espacio para el acceso hasta los heridos y la maniobrabilidad necesaria para su extracción. Para esta maniobra, se deben de cortar los pilares A, B y C, las lunas delantera y trasera y realizar cortes de alivio en los pilares A y B posteriores (los del lado del suelo). Una vez hecho esto, el techo se abate empujando hacia abajo, quedando sobre el suelo y pudiéndose usar para protegerse de cristales o elementos estructurales metálicos que puedan causarnos cortes. 

Varios voluntarios de Protección Civil asisten a un hombre herido, que circulaba con su moto por el lugar del accidente cuando resbaló al pisar un derrame de aceite, consecuencia del accidente de los dos turismos. Mientras un voluntario le sujeta el cuello, otro le retira el casco, utilizando la técnica adecuada y en coordinándose en todo momento, teniendo como premisa mantener recto el eje cabeza - cuello - tronco y evitar agravar las posibles lesiones que pueda tener el herido.

Cruz Roja, con ayuda de los voluntarios de Protección Civil, evacuó a los heridos una vez rescatados de los vehículos, y los trasladó en ambulancia hasta el hospital de campaña instalado a pocos metros del lugar, donde recibieron atención sanitaria y apoyo psicológico.

En esta imagen se aprecia la maniobra ya realizada. Un bombero, que ya había accedido al interior del vehículo, se encargó de comprobar el estado de conciencia de los heridos, dos mujeres que podían sufrir lesiones cervicales, a las que se les colocó un collarín y se acompañó en todo momento hasta la apertura del vehículo. Mientras, Policía Local, Cruz Roja y los voluntarios de Protección Civil esperaban para ayudar en las labores de inmovilización y traslado de los heridos.

El ejercicio estuvo cubierto en todo momento por compañeros de la prensa, autores de estas fotografías, y además, un compañero de bomberos comentó las maniobras que se iban realizando, para concienciar a los asistentes que allí se encontraban viendo el simulacro.

Foto de grupo, donde aparecen gran parte de los colaboradores de la jornada.
Foto de grupo, donde aparecen gran parte de los colaboradores de la jornada.

ÚLTIMOS EVENTOS

CAMISETA

PRÓXIMOS EVENTOS

II Jornada de intervención en accidentes de tráfico para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.