Hoja de rescate (RACC)

Ya sabemos que el tiempo es oro cuando se trata de rescatar a un accidentado. Actualmente los vehículos cada vez son más seguros y sofisticados, sin embargo, esto supone una dificultad a los equipos de rescate; los 10 minutos que eran necesarios antes para abrir un coche y extraer al herido, ahora se han convertido en muchos más, a que debemos de valorar un gran número de factores  y de información  para poder hacerlo de manera segura: dónde están los componentes de alta tensión, los botellines presurizados de airbags y cinturones, tipo de combustible, puntos de corte en la carrocería, etc. 

 

Todo este tipo de información nos la puede facilitar la misma persona accidentada, si en el vehículo lleva consigo su correspondiente Hoja de rescate.

¿Qué es la hoja de rescate?

Es una ficha que incorpora toda la información técnica necesaria para poder abrir y tener acceso a un vehículo de manera rápida y segura. Tiene un formato estándar, válido para toda Europa. Si cada uno de nosotros, los conductores, llevamos nuestra respectiva hoja de rescate en un lugar accesible del vehículo (parasol del conductor), cualquier equipo de rescate la podrá consultar de inmediato cuando acuda en nuestra ayuda, y por lo tanto podrán ayudarnos de manera más efectiva.

 

A continución tenemos la hoja de rescate correspondiente al Peugeot 407 berlina. Como se puede ver, en dicha hoja se muestran elementos como baterías, refuerzos, botellas presurizadas, depósitos de combustible, cables de alta tensión y otros datos que pueden ser determinantes, acompañados de una leyenda en la que se explica cada concepto acompañado de un pequeño dibujo fácil de entender:

En la oficina más cercana del RACC podemos encontrar este adhesivo, que deberá ir pegado en el parabrisas delantero y será lo que, en caso de que suframos un accidente, advierta al equipo de bomberos de que nuestro vehículo lleva en su interior la hoja de rescate.

 

OBSERVACIÓN: Sinceramente, creo que se tarda muy poco en descargar de manera gratuita nuestra hoja de rescate, y es indudable que este sencillo gesto se podría convertir en una gran ventaja en caso de que suframos un accidente. Cada marca diseña sus vehículos y ubica los componentes, como la batería, en lugares distintos, según el fabricante. Por eso, sería buena idea facilitar el trabajo a los equipos de bomberos, que son quienes nos van a socorrer. 

iRescue

Existe una aplicación llamada iRescue, para iPhone y iPad, en la que se pueden consultar las hojas de rescate que hemos visto en el apartado anterior. El manejo es muy fácil, ya que dispone de un listado en donde aparecen casi todos los vehículos, clasificados por marca y modelo. Además permite visualizar nuestra posición en el mapa y enviar una foto por correo electrónico con la posición GPS de modo que los centros de coordinación de emergencias dispongan de la información en tiempo real. 

 

Puedes descargar esta utilidad haciendo clic aquí, o a través de Apple Store

ÚLTIMOS EVENTOS

CAMISETA

PRÓXIMOS EVENTOS

II Jornada de intervención en accidentes de tráfico para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.