Vehículos eléctricos

Vehículo de combustible alternativo impulsado por uno o varios motores eléctricos. 

Renault ZOE.

Puede tener uno o varios motores. Recibe la electricidad de una fuente exterior a través del puerto de carga. Los transformadores convierten la electricidad de una toma casera o de recarga rápida en valores de tensión válidos para el sistema de recarga. Puede tener una batería auxiliar, como en cualquier otro vehículo. El buen funcionamiento y la regulación de la energía que recibe o recarga el motor lo realizan los controladores.

Para identificarlo, deberemos fijarnos en indicativos en laterales o portón trasero, como por ejemplo,  las siglas EZ de Renault: 

Se parece bastante a un vehículo híbrido, a diferencia de que los eléctricos no tienen motor de explosión. 

 

Precauciones: 


  • El motor no hace ruido, y por lo tanto puede estar encendido sin que nos demos cuenta.
  • Evitar contacto con cables dañados o porosos.
  • Desconexión manual de la batería, si no se ha desconectado de manera automática.
  • No manipular elementos de la batería desprendidos del vehículo.
  • Los valores de las baterías de alto voltaje pueden ser potencialmente tóxicos e inflamables. 
  • Los daños causados en la batería de alto voltaje pueden ocasionar la liberación inmediata o retardada de gases tóxicos y/o inflamables y fuego.


En este caso debemos prestar atención al cableado de alta tensión, que discurre por debajo del vehículo a través de una canalización, generalmente de color naranja, como en el caso de los vehículos híbridos. 

ÚLTIMOS EVENTOS

CAMISETA

PRÓXIMOS EVENTOS

II Jornada de intervención en accidentes de tráfico para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.